médicos

Los médicos, incluso los más atentos, a menudo tienen dificultades respecto a las interacciones entre medicamentos. A pesar de la alta prevalencia de interacciones significativas, hay un auténtico problema de negación: un estudio (Glassman, 2002) sobre 263 médicos de todas las especialidades nos dice que en el 40% de los casos se ignoran las interacciones entre medicamentos, incluso en situaciones clínicas graves, potencialmente letales. Por esto, se habla de “epidemia silenciosa”.

No sólo es negligencia: hay un problema de complejidad que parece imposible de manejar.

Los ensayos clínicos controlados cubren una porción muy pequeña de las interacciones potenciales: normalmente implican sólo pares de fármacos, mientras que los pacientes raramente toman tan pocos principios activos (de fármacos y otros): por tanto, nos estamos moviendo en un terreno que no es de la “medicina basata en la evidencia”.

Es imposible, si se quiere abordar el problema, no hacer referencia a las bases de datos. Muchos programas de apoyo a los médicos tienen algunas limitaciones, que Interactions Explorer ha tratado de superar, solicitando a los profesionales que adopten un enfoque activo.

La mayoría de los programas sobre las interacciones generan “alarmas” cuando pares de fármacos no son compatibles: este modo no ha demostrado ser particularmente eficaz, ya que incluso en situaciones simples (pares de fármacos), los médicos tienden a ignorar las “alarmas” despues de un tiempo. Nuestra opinión es que este modo induce a los médicos a ser demasiado pasivos: pensamos que desde este punto de vista era mucho mejor ofrecer a los profesionales todos los datos útiles que permitan tomar una decisión sobre la base del “juicio clínico”.

Otra gran limitación es la ausencia de apoyo cuando los medicamentos o principios activos son más de dos. Interacciones Explorer permite especular sobre situaciones con muchos principios activos utilizados juntos.

Por último, los principios activos no farmacológicos no están considerados casi nunca, y, sin embargo, en la vida real los pacientes toman medicinas no tradicionales, suplementos, hierbas, drogas de abuso, etc. o tienen hábitos alimentarios que interfieren fuertemente con las terapias.

Por lo tanto la capacidad de innovación de Interactions Explorer, consiste en estimular el interés del médico sobre los mecanismos de las interacciones, y en la cobertura de la complejidad de las situaciones posibles.